4 trucos para vender o alquilar tu vivienda (venta o alquiler)

10 Jul 4 trucos para vender o alquilar tu vivienda (venta o alquiler)

Cuando tomamos la decisión de alquilar o vender nuestro hogar, nos vienen a la cabeza los pasos más comunes a dar:

1 – Hacerle fotos

2 – Publicar un anuncio en un portal de venta o alquiler

Si bien es cierto que estos son los pasos fundamentales, debemos tener en cuenta que no vale publicar cualquier foto. Queremos que nuestra casa destaque entre los miles de anuncios. Lo más recomendable es contratar los servicios de un profesional especializado en el tema, que le sacará el mejor partido y acelerará el proceso de venta o alquiler.

Una vez elegimos al fotógrafo de interiores que mejor se adapta a nuestro estilo, toca preparar nuestra vivienda para la sesión de fotos. Recuerda que él editará las fotos para que tengan la mejor calidad posible pero Photoshop no hace milagros. Deberemos poner de nuestra parte para facilitarle el trabajo y conseguir el mejor resultado final.

Aquí te dejo 4 trucos para que tengas todo listo cuando llegue tu fotógrafo de interiores a hacer el reportaje:

1 – Limpia

Parece obvio, pero debemos tener nuestra casa como los chorros del oro. Si no quieres pegarte la paliza siempre puedes contratar a alguien que venga a hacer una limpieza profesional y deje los baños, cristales, la cocina y cualquier superficie como encimeras o ventanas bien brillantes y sin huellas.

2 – Ordena

Deja todo como si de un catálogo de tienda sueca se tratase. Quita cualquier objeto de en medio, revistas, platos del día anterior, juguetes, ropa, bolsos etc. El desorden da sensación de agobio y hace que los espacios parezcan más pequeños. Una foto con la cama sin hacer no llamará la atención y pasarán al siguiente anuncio. 

Todos los armarios y cajones deberán estar cerrados, las pantallas de TV y ordenadores apagadas y los cables escondidos, el inodoro con la tapa bajada.

3 – “Des-decora”

Recuerda que el objetivo es que tu futuro inquilino se imagine viviendo allí, deberás guardar cualquier cosa personal que dificulte esta tarea: fotos, los imanes de la nevera o los dibujos de tu hijo. Pon especial atención a los objetos relacionados con idelogías políticas, equipos de fútbol etc. 

el objetivo es que tu futuro inquilino o comprador se imagine viviendo allí

Guarda todos lo que no sea necesario, que sólo aporte desorden o no vaya a estar en la vivienda para el inquilino; artículos de aseo en el baño como cepillos de dientes o el secador, calefactores, ventiladores, botes de especias en la cocina, etc. Las superficies deben estar lo más despejadas posible, como mucho un par de objetos para darles vida pero sin saturar, una tostadora o una cafetera está bien, tener mil cosas en la encimera agobiará.

4 – Pon tu casa “a punto”

Arregla agujeros, desconchones de la pared, comprueba que no haya bombillas fundidas, persianas que no suban, puertas que no cierren bien… si tienes jardín o terraza quita las hojas secas y limpia la piscina.

Plancha sábanas, toallas, manteles etc. Lo mejor es utilizar colores neutros y claros y que vayan a conjunto con la estancia, comprueba que no se vean etiquetas en cojines o almohadas. 

En el baño deberás poner toallas en todos los toalleros, del mismo color y sin estampado.

Si tienes una mesa bonita, déjala sin mantel o pon manteles individuales. Puedes poner un frutero con fruta en buen estado o unas flores frescas para darle un toque de color y que no se vea tan vacía. Si no es especialmente bonita, mejor poner un mantel de un color neutro y sin arrugas.

Despeja las estanterías. Está bien que haya libros o figuritas pero que haya espacio en blanco para que el cliente pueda imaginarselas con sus cosas. 

Sé que no es fácil, sobre todo si no estás acostumbrado a preparar viviendas para alquilar o vender, pero si tienes cualquier duda tu fotógrafo de interiores puede ayudarte y aconsejarte, habla con él antes del reportaje, al fin y al cabo ¡él es el experto!



Powered by Dragonballsuper Youtube Download animeshow